Blog de Inbound Marketing y Branding

Marketing, empresas, marca

Cómo conseguir que mi marca perdure en el tiempo

Como conseguir que una empresa perdure en el tiempo

¿Qué emprendedor no ha soñado con ser el dueño de una empresa que perdure por los tiempos de los tiempos? ¿Quién no quiere ser como Steve Jobs o Dick y Mac McDonald? Todos nos preguntamos cuál es la fórmula secreta para conseguir el éxito, no obstante, ésta no depende ni de polvos mágicos, ni pociones miraculosas ni tampoco suerte. Entonces, ¿de qué depende? Seguramente algunos pensáis que todo se encuentra detrás de la imagen, el logo y/o de una idea brillante, sin embargo, esto tampoco es suficiente.

Cómo conseguir que tu marca perdure en el tiempo

Ninguna marca, a pesar de lo reconocida que sea en un momento determinado de su historia, tiene la certeza de que seguirá siéndolo al cabo de 10, 20 o 30 años, puesto que esto sólo dependerá de sus acciones.


Hay un libro, titulado El Millonario de Silicon Valley, que describe muy bien cómo conseguir el éxito, pero, ¿qué es el éxito en realidad? No son nada más que las aspiraciones que tiene cada uno en la vida. Encontrar aquello que nos hace felices y que realmente nos gusta. Pero para ello, se tiene que pasar por una serie de dificultades y retos, que sólo unos pocos ponen la fuerza necesaria para superarlos.


Uno de los errores más típicos en los que caemos es el de pensar que con el marketing y la comunicación es suficiente y que con ello ya está todo solucionado, no obstante, si los fundamentos de dicha marca no son buenos y las acciones que se realizan a nivel interno tampoco, por mucha comunicación y “bombo” que se le dé, los resultados no serán los esperados.


Una web bonita, un producto o servicio y unos trabajadores detrás no son suficiente para que una marca perdure en la mente del consumidor, sino que con el tiempo nos hemos dado cuenta de que las marcas que tienen más posibilidades de ser recordadas con el paso de los años, son aquellas que saben adaptarse a los cambios que te explicamos a continuación.

Ten en cuenta los cambios generacionales

El público al que nos dirigimos es fundamental, pero también tener claro en qué época y año nos encontramos. No es lo mismo vender productos por ejemplo para niños de hace 40 años que a niños nacidos a partir del 2.000. Las generaciones cambian en su lenguaje, manera de hacer, manera de ver las cosas… porque la sociedad evoluciona. Adapta el lenguaje y diseño de tu marca a los tiempos a los que te encuentras, sólo así, podrás llegar al corazón de tu audiencia.   

Las culturas también cambian

Un poco ligado al apartado anterior encontramos los cambios culturales. Para ponerte en situación, imagínate que te encuentras en la América de los años 50-60, una época donde las desigualdades estaba a la orden del día. Potenciar el igualismo, a pesar de que fuera una de las mejores prácticas que se podía llevar a cabo, por desgracia no conseguía la repercusión y resultados esperados, sino al contrario. Pero ahora, 70 años después, la lucha contra las diferencias sociales es uno de los temas principales de nuestra sociedad. Aquellas marcas que no luchen por la paz, la igualdad, diversidad y tolerancia no tendrán cabida dentro del mundo empresarial porque sus valores no serán los mismos que los de sus potenciales clientes.

La tecnología

Sin duda los cambios más evidentes en la sociedad de hoy en día son los cambios tecnológicos como por ejemplo el desarrollo de la Inteligencia Artificial, la aparición de las criptodivisas, una sociedad totalmente hiperconectada, etc. Todas aquellas empresas capaces de adaptarse a la transformación digital y a los cambios tecnológicos que se le presenten día a día y que suponen un reto para ellas, serán las que tendrán más posibilidades de subsistir por los tiempos de los tiempos.


Una empresa que sepa enfrentarse a todo tipo de cambios significa que le gustan los retos y que siempre buscará la excelencia de sus productos y servicios mediante técnicas más eficientes y productivas. Por tanto, su mayor preocupación será ofrecer el mejor servicio y/o producto a sus clientes.


Pero a pesar de saber adaptarte a los cambios, también es necesario que como emprendedor o empresario tengas unas capacidades básicas que ayuden a que tu empresa perdure con los años. Vamos a verlas.

Capacidades para que una marca perdure

Capacidad de afrontar situaciones

Tener una empresa propia y crear un “imperio” alrededor de la marca es muy complicado, pero nada que no podamos superar con voluntad, empeño, perseverancia e ilusión. Una de las capacidades más importantes para los emprendedores y empresarios es la resiliencia, la capacidad que tenemos las personas para superar circunstancias traumáticas. Es evidente que las dificultades y “catástrofes” en tu entorno estarán en la orden del día, pero es que cuando tu aspiración es el éxito, es un reto que tienes que superar. Sobre todo no te hundas frente a la primera dificultad, sino al contrario, aprende de ellas y continúa luchando por lo que más anhelas, sólo así, tus deseos se cumplirán.

Capacidad de destacar

Destacar por quién eres, por lo que haces, por cómo lo haces y/o por los servicios o productos que ofreces, etc,. es tan o más importante que tener resiliencia. Para que una marca se posicione como referente de un sector, tú como director/CEO de ésta, también debes ser una persona influyente dentro de dicho sector.


Consigue que te conozcan, da charlas, asiste a eventos, sal en los medios, haz cosas por las que merezca que te conozcan y recuerden.

Ser empático/a

La empatía es una capacidad que a veces cuesta de encontrar. Sin ser conscientes de ello, a veces no somos capaces de ponernos en la piel de los demás en determinadas ocasiones. Por esto, es importante que tú y tu marca ofrezcáis productos y servicios que ayuden a los usuarios a hacerles la vida más fácil y agradable. Es necesario que te pongas en su piel, comprendas qué problemas tienen y qué necesitan para poderlos resolver.  

Tener una mentalidad digital

Quizás hablar de mentalidad analógica está un poco pasado de moda, pero es que todavía hay empresas que piensan con mentalidad analógica y no digital como sucede en otras. La aparición del internet y las redes sociales ha hecho que la manera de comunicarnos cambie radicalmente, pero es que también la manera de trabajar. El teletrabajo y la flexibilidad laboral ya son una realidad, y esto, no va hacer nada más que evolucionar hacia el futuro. Todas aquellas empresas que no tengan una mentalidad digital, sin duda no tendrán oportunidades de prosperar en el futuro.

Potenciar la responsabilidad Social

El compromiso social y con el medio ambiente está a la orden del día. Este apartado va muy ligado a los cambios generacionales que hablábamos al inicio de este post. Las diferencias sociales cada vez son más visibles y es fundamental que tu marca luche para erradicar dichas diferencias. Además, de encontrar medidas para no contribuir con el cambio climático, con nuevas metodologías completamente ecológicas y que ayuden a preservar el medio ambiente para las generaciones futuras.


Uno de los mensajes que te tiene que quedar más claro es: “Ponle corazón y personalidad a tu marca”.


Es evidente que el marketing y la comunicación también son acciones fundamentales para garantizar el éxito de una empresa, no obstante, si no sabes adaptarte a los cambios y no posees casi todas las capacidades anteriores, difícilmente podrás conseguir que tu marca perdure.


¿Necesitas ayuda en la parte del marketing y la comunicación? ¡Contacta con nosotros y hablaremos!

Comparte: